Inicio
Proyectos
Mediterráneamente
Casa Jimenez-Rosa
Casa Origami
Casas: Dos
Estudio #01
En el tintero
Hebraico club social
Multideportivas FDM
i·Urban 01
Contacto
De la 'A' a la 'Z'

HEBRAICO CLUB SOCIAL

Olivares y orografía pétrea definen cualitativamente el emplazamiento, su "genius loci".  Por un lado la vega preexistente que todavía conserva porciones de uno de los cultivos más significativos de toda la cuenca mediterránea. Los olivos aparecen y reaparecen, una y otra vez, en los terrenos anexos con su característica retícula de vocación infinita.  Por otro lado, las suaves pendientes de la vega y sus amables, casi tímidas,  colinas contrastan con el macizo rocoso que se apodera del horizonte dotando de cierto carácter íntimo, de claustro, a un espacio en principio abierto, vasto, amplio.

Se plantea una implantación de raíces vernáculas,  consecuente con el lugar, que habla la lengua del lugar para expresar una realidad propia. Una forma de proyectar, de entender la  arquitectura, que utiliza el lugar como materia prima, con sensibilidad nómada y vocación de permanencia quieta.

El olivo, la vida. La madera conforma el volumen principal de la edificación destinado a la recepción, administración y las grandes salas necesarias para el salón de actos y usos múltiples.
La piedra, la tradición, también se maniefiesta en el proyecto como un eco de las montañas lejanas. La piel del patio donde se ubica el oratorio esta formada por piedras calizas acercando el horizonte hasta hacerlo tangible y dotando a este elemento del conjunto del carácter íntimo y abierto que presentaba mucho antes de cualquier intervención humana. Estos cantos permiten el filtrado de aire limpio y luz creando un espacio introvertido pero que se relaciona con el exterior. Madera y la piedra se intersecan creando los distintos ámbitos del proyecto tanto interiores como exteriores siendo los espacios resultantes fruto del diálogo de estos elementos.

 

678 567 354
no_arquitectura@coamalaga.es